VICHADA... Sí Aprende
La Mejor Tierra del Mundo

POR QUÉ NUESTRA VELOCIDAD DE LECTURA ES INADECUADA

Porque es casi siempre un resultado del sistema escolar. Por lo general, cuando los niños reciben un material importante o difícil, sus maestros les dicen: 'Lee esto despacio y con mucha atención'. Así se va creando un círculo vicioso porque, cuanto más lento se lee, menos se entiende, y eso hace que el material parezca todavía más incomprensible. Al final se llega a un punto de frustración total y los lectores suelen abandonar los textos, frustrados.
Nos hemos -y nos han- entrenado activamente, y sin advertirlo, para ser lectores lentos.

Si usted experimenta dificultades con la concentración y la comprensión, el problema puede ser precisamente la manera en que lee, así que modifique progresivamente su velocidad cuando lea cierto material difícil, intentando ir más rápido en lugar de ir más lento, y es posible que así constate una mejora importante. 

La Lectura de Comprensión Rápida es una herramienta para incrementar su capacidad intelectual, porque -como verá en otra clase- usted controlará y podrá escoger la velocidad apropiada según el material, las necesidades, la hora del día, el nivel de energía y las condiciones ambientales externas e internas.

Muchos profesionales y ejecutivos suelen lamentarse diciendo: "Si sólo pudiera leer y absorber información tan rápido como quisiera o necesitara... Pero eso es imposible, lograrlo sería sobrehumano".

Sin embargo, esto es sólo una creencia, un paradigma, que puede ser cambiado.

Usted puede comenzar a ver la lectura desde otra perspectiva. Puede saber que millones de personas en todo el mundo, que han invertido un poco de su tiempo para cambiar sus viejos hábitos, se han beneficiado con una ecuación que es obviamente irrefutable: mayor comprensión en menos tiempo... y con menor esfuerzo.

Piense lo que significa esta experiencia: una persona que lee un libro de noventa mil palabras a 900 palabras por minuto, lo terminará en 100 minutos, o sea en una hora y 40 minutos. En cambio, a una persona que lee un promedio de 250 palabras, le llevará 360 minutos, es decir, 6 horas.

Los elementos y las técnicas que necesita para convertirse en un lector dinámico son bastante sencillas, sólo debe hacerse amigo de ellas y frecuentarlas.