VICHADA... Sí Aprende
La Mejor Tierra del Mundo

POR QUÉ ES TAN NECESARIO APRENDER A APRENDER

Porque el entorno de cambio permanente en el que vivimos exige el aprendizaje de nuevas habilidades y actitudes.

Porque estamos ante una multiplicación geométrica de la información, verdadera moneda de cambio del presente (avalancha de libros y revistas, páginas Web, chats, e-mails, news groups, etc.)

Con la llegada de la red mundial de computadoras -Internet- el problema ya no es obtener información, sino cómo transformar tanta información en conocimiento. 

La gran cuestión es cómo aprender todo lo que se precisa saber para poder actuar con eficacia y eficiencia en nuestra sociedad cada vez más globalizada.

En los últimos dos años, según la revista FORTUNE, las principales empresas del mundo invirtieron miles millones de dólares en la formación de sus empleados; y la prioridad ha sido el desarrollo del capital intelectual, incluyendo el de uno de los valores más poderosos del mundo: la inteligencia.

La percepción de lo importante que es el desarrollo de las facultades mentales, en nuestro progreso personal, se refleja en una encuesta que se ha realizado durante los últimos años a más de cien mil personas de diversos países.

Las diez áreas principales, y que se mencionan con mayor frecuencia como aquellas en las que se necesita progresar, son:

1.   Velocidad de lectura. 
2.   Asimilación de la información.
3.   Comprensión de lo leído.
4.   Memoria.
5.   Concentración.
6.   Técnicas de comunicación oral.
7.   Técnicas de comunicación escrita.
8.   Pensamiento creativo.
9.   Análisis de Problemas.
10. Motivación.

Informarse con rapidez implica, entre otras cosas, tomar las decisiones oportunas. Se cuenta que Nelson Rockefeller nunca echó al cesto de los papeles una oferta sin haberla leído previamente. Y John F. Kennedy (célebre 'lector veloz') lograba conocer el contenido de todos los documentos dirigidos a Presidencia, manteniendo el control personal de la información vinculada a su cargo. Para esto se necesitan unos eficientes hábitos de lectura y modernos sistemas de aprendizaje, porque ellos permiten alcanzar la concentración y el alto rendimiento intelectual.

Porque el éxito mismo ha adquirido hoy una nueva dimensión, y podría calificárselo como la preparación constante y continua de nosotros mismos, de cara a nuestra respuesta y adaptación a los cambios constantes y continuos de nuestro entorno social, tecnológico y económico. El éxito es ahora un camino, y no un punto de llegada.

En cuanto al enfoque del conocimiento personal, debemos entender que la preparación es un proceso que no tiene fin. Debe moverse siempre y jamás permanecer estática. La escuela nunca termina para la persona que en realidad desea triunfar. No hay punto de saturación; todos los centros de investigación económica concuerdan en que debido a las fases rápidamente cambiantes de nuestra economía, la persona promedio en cualquier línea de empresa hoy día, sin importar su campo particular, debe volver a entrenarse cuando menos cuatro veces a lo largo de su vida.