VICHADA... Sí Aprende
La Mejor Tierra del Mundo

MÁS ALLÁ DEL ANTICUADO COCIENTE INTELECTUAL (CI)

La intención de la mayoría de las mediciones de la inteligencia es esencialmente honorable. Los tests de inteligencia convencionales en ocasiones resultan útiles para ayudar a unos individuos por cuanto proporcionan una instantánea informativa acerca de una faceta limitada del conocimiento humano: los aspectos lingüísticos y lógicos de la inteligencia. Las pruebas psicométricas ofrecen, desde luego, una información considerable, que puede revelarse útil como parte de un proceso de selección, en situaciones que exigen una estimación de destrezas y capacidades específicas, como el ingreso en una facultad de medicina o de derecho. Sin embargo es imprudente e injusto excederse en la interpretación de sus resultados y encasillar a los individuos. Por fortuna, en los últimos años han surgido teorías nuevas y más generales sobre la inteligencia.

En 1983 Howard Gardner propuso la teoría de las "inteligencias múltiples". Este psicólogo estadounidense afirma que no existe nada semejante a una inteligencia singular y sostiene que las mediciones previas de la inteligencia no tomaban en consideración facultades vitales que ejercen un efecto considerable en la vida cotidiana. Señala que la inteligencia es polifacética y ha identifica do ocho "campos" dentro de ella.

Inteligencia lingüística. Destreza y facilidad en el empleo de las palabras, sensibilidad para formar frases y dotar de ritmo al lenguaje en poesía y letras de canciones, además de presión persuasiva, rasgos que catacterizan al poeta Walt Whitman, la premio Nobel Toni Morrison, el compositor y letrista Bob Dylan, el evangelista Billy Graham y la congresista Barbara Jordan, famosa por su oratoria.

Inteligencia musical. Sensibilidad especial respecto del tempo, el timbre y el tono, capacidad para crear composiciones musicales que se correspondan con la experiencia emocional, características de los grandes compositores, cantantes y músicos, como el director Arturo Toscanini, el violinista Jascha Heifetz, el legendario compositor de jazz Duke Ellington y la diva Maria Callas.

Inteligencia lógico-matemática. Capacidad para el razonamiento inductivo y deductivo en el manejo de relaciones y predicciones abstractas basadas en números y ecuaciones, tan evidente en el destacado economista y profesor de Harvard John Kenneth Galbraith, que administró durante la Segunda Guerra Mundial el sistema de control de precios en Estados Unidos; el físico Robert Goddard, padre de los modernos cohetes espaciales; el estadístico George Gallup, cuyos sondeos cuantificaron la opinión pública; el premio Nobel Arno Penzias, que confirmó la fabulosa teoría del Big Bang y fue precursor de la nueva lógica informática, y Lise Meitner, quien acuñó la expresión "fisión atómica" y resolvió extraordinarios rompecabezas matemáticos en sus experimentos de los años treinta sobre la emisión de bario.

Inteligencia espacial. Capacidad de visualizar objetos en la mente y transferir la información a algo concreto, como el di seño de un avión o la disposición de un decorado cinematográfico, tan visible en fenómenos de la categoría de Walt Disney; William Mulholland, el ingeniero autodidacto cuya memoria fotográfica y genio "excavador" contribuyeron al desarrollo del sistema de acueductos de Los Ángeles a comienzos del siglo XX; Howard Roark, el arquitecto protagonista de El manantial, de Ayn Rand; y el pintor y escultor Pablo Picasso.

Inteligencia corporal (cinestésica). Un control excepcional del cuerpo y unos gestos eficaces que permiten la diestra ex presión de ideas y sentimientos a través del movimiento, como en las emotivas interpretaciones coreográficas de Martha Graham, las proezas atléticas de Michael Jordan y los clásicos recursos cómicos de Charlie Chaplin.

Inteligencia interpersonal. Un elevado grado de comprensión de las relaciones humanas y de interpretación de los sentimientos que se manifiestan, por ejemplo, en los atisbos revolucionarios de Carl Jung, Clara Barton, Eleanor Roosevelt, el premio Nobel Martin Luther King Jr. y Mourning Dove, quien, tanto en su calidad de folklorista como de novelista, poseía un espíritu capaz de dar expresión a las tradiciones excelsas de su pueblo.

Inteligencia intrapersonal.
 Un agudo entendimiento del paisaje interior; motivaciones, emociones, necesidades y objetivos propios como en Herman Hesse, Sigmund Freud, Mahatma Gandhi, Thomas Merton e Ingmar Bergman.

Inteligencia naturalista. Una capacidad especial para captar las funciones y relaciones en el seno de la naturaleza, así como un respeto instintivo por la vinculación con los animales, las plantas, el océano, el cielo, el desierto y las montañas, como en Henry David Thoreau; John Muir, fundador del Sierra Club, quien a los sesenta y ocho años inició una campaña para proteger el Yosemite Valley, e Isak Dinesen, cuyos años pasados en un cafetal de las tierras altas de África Oriental le inspiraron la escritura de su famosa obra Memorias de África.