VICHADA... Sí Aprende
La Mejor Tierra del Mundo

La Socialización del Conocimiento

 

La Socialización del Conocimiento[1].

Johm Ziman
 
 
Aunque la investigación científica se lleva a cabo por científicos independientes o equipos de científicos, el conocimiento científico es mucho más la suma de sus descubrimientos separados. La ciencia válida es particularmente digna de confianza por ser el producto de una "comunidad científica". Esta no toma, necesariamente la forma de una institución organizada, como una sociedad científica. En principio, un "colegio invisible" está abierto a cualquier persona que pretenda estar haciendo una contribución original al conocimiento en un campo concreto: en la práctica, la afiliación se limita a los científicos que cuentan con requisitos académicos adecuados y experiencia en la investigación. Desde el punto de vista de cualquier científico individual, la comunidad científica consiste simplemente en todos los demás científicos que pudieran interesarse en los resultados de su investigación.
 
Es responsabilidad de la comunidad científica, a través de sus sociedades o por iniciativa de miembros individuales, crear y mantener el "sistema de comunicación" de la ciencia.
 
Consiste éste en revistas especializadas para la publicación de informes primarios de investigación, conferencias en las que los científicos pueden encontrarse en persona para discutir los progresos que hacen en sus respectivos temas y una diversidad de servicio de resúmenes, crítica de revistas, monografías eruditas, etc., donde los resultados de la investigación, comunicados por los diversos científicos individuales, son objeto de cotejo e índices.
 
El sistema de comunicación de la ciencia no es, simplemente, un medio para difusión pública del conocimiento, sino que fija normas también para la aceptación de solicitudes primarias de investigación. Cada informe sobre investigación, sometido para su publicación en una revista científica de prestigio, es revisado por el editor o por árbitros que están calificados científicamente para juzgar sobre su originalidad o validez. Puesto que las únicas personas con estas calificaciones son los demás científicos del mismo campo, la investigación que se publica de cada científico queda sujeta a un proceso de revisión por sus pares y por tanto, tiene que alcanzar un cierto nivel de calidad técnica, argumentación lógica y exposición coherente.
 
Pero es únicamente la primera etapa de un proceso continuo de evaluación comunal y revalidación de los resultados de la investigación. Es deber público de todos los miembros de la comunidad científica proceder al estudio cuidadoso del trabajo de otros científicos y llamar la atención sobre los errores de hecho o los argumentos falaces. Este proceso de crítica tiene el estímulo de la "competencia" entre los científicos pertenecientes al mismo campo; gana prestigio al lograr las mejoras substanciales en el trabajos de investigación de otros, en la reinvestigación a campos nuevos. Por medio de este escepticismo organizado, el conocimiento científico se comprueba y la comunidad científica acredita su validez...
 
La comunidad científica no está organizada como una burocracia formal. En principio, los científicos son iguales, con igual acceso a los medios de comunicación y a la crítica. En la práctica, existe una jerarquía de estima graduada escalonadamente, en la que las autoridades descollantes, esto es, aquellas a quienes se atribuyen los descubrimientos más importantes, forman una elite sumamente influyente. Son ellos, por ejemplo, quienes gobiernan las instituciones formales del mundo científico. No obstante, el ideal de una comunidad científica universal que abarque a todos los científicos de todas las naciones, de todas las tendencias políticas y de una amplia gama de edad y experiencia, es una característica esencial del modelo social de la ciencia en su forma académica. Una comunidad así no podría funcionar si sus miembros no respetasen ciertas reglas de conducta, por ejemplo la aceptación de las críticas de los árbitros y la abstención de controversia científica en una cuestión personal.
 
Enseñanza y aprendizaje sobre la ciencia y la sociedad, p. 89
 

[1] Tomado de “Enseñanza y aprendizaje sobre la ciencia y la sociedad”, p. 89