VICHADA... Sí Aprende
La Mejor Tierra del Mundo

La Mala Ciencia

LA MALA CIENCIA. [1]

"Según el reverendo Opimian, la ciencia es una cosa y la sabiduría es otra. La ciencia es una herramienta afilada, con la que los hombres juegan como si fueran niños, cortándose sus propios dedos. Si analizamos los resultados que la ciencia ha producido a lo largo de su andadura, veremos que se trata en casi todo los casos de algo perjudicial. Basta, por ejemplo, repasar todo lo concerniente a la palabra "explosión", término desconocido por los hombres de siglos pasados: explosiones en fábricas de pólvora o en polvorines, explosiones de gas en minas o en viviendas, explosiones de máquinas de alta presión en barcos o en fábricas, etcétera. Fijémonos en el grado de desarrollo y refinamiento de los medios de destrucción, desde los revólveres, los rifles y los cañones hasta las bombas y los cohetes. Pensemos en los siniestros de todo tipo, terrestres o marítimos, derivados generalmente del frenesí por la velocidad que caracteriza a tantas y tantas personas, las cuales, sin tener nada que hacer al final de su absurda carrera, se apresuran como si fuesen Mercurios llevando mensajes de Júpiter. Fijémonos en nuestros vertidos científicos, que convierten los residuos en veneno. Observemos el subsuelo de Londres, convertido por las filtraciones de gas en una masa negruzca y pestilente, en la que no puede crecer vegetación alguna y en cuya superficie ningún ser viviente es capaz de respirar sin perjuicio para su salud, debido al rápido crecimiento de la contaminación ambiental. Fijémonos en nuestra adelantada maquinaria, destructora de la antigua industria familiar, que ha sustituido la primitiva solidez de los productos por su actual deteriorabilidad y la vida sana y apacible de los artesanos de antaño por la degradación física del hombre en las ciudades superpobladas. Me falta tiempo en todo un día para enumerar la totalidad de los males que la ciencia ha infligido a la humanidad. Casi estoy convencido de que el destino último de aquella es exterminar la raza humana".
 

    [1]THOMAS LOVE PEACOCK. Reproducido de Gryll Grange.