VICHADA... Sí Aprende
La Mejor Tierra del Mundo

El Gran Diseño -Stephen Hawking-



Sé muy bien cuánto disfrutas leer a Stephen Hawking, o bien como en esta ocasión, sobre Stephen Hawking. Es que con sus 71 años, este fascinante y polifacético físico británico, considerado como el hombre más importante en la comunidad científica actual, nos ha hecho conocer todo tipo de cosas sorprendentes en cuanto al universo, las ciencias y la vida misma.
 

Tiempo atrás ya estuve enseñándote varios datos interesantes sobre Stephen Hawking, su vida y su trabajo a lo largo de los años, ¿recuerdas? Pues como lo vimos en aquella ocasión, el también es escritor y hoy ahondaremos un poco en esa cuestión con una de sus últimas publicaciones: El gran diseño.

Desde plantearnos la idea de que nuestro universo es sólo uno de tantos a la revelación de que el llamado Teorema de Pitágoras no fue inventado por Pitágoras, hoy voy a presentarte algunas de las cosas más impactantes que aprendimos de Stephen Hawking desde su último libro El gran diseño

 
El gran diseño
 
 


El gran diseño (The grand design) es un libro de ciencia y física sumamente interesante. Fue escrito en conjunto por los físicos Leonard Mlodinow y nuestro querido Stephen Hawking, en noviembre de 2010, y contiene divulgaciones científicas sobre distintos aspectos teóricos del universo.

 
Este abarca importantes interrogantes acerca de la naturaleza y del origen del mismísimo universo, quitando eficazmente la posibilidad de que un Dios participe de la historia. Es un libro muy entretenido que abarca varias épocas de la historia mediante el análisis del conocimiento científico del universo. Veamos a continuación algunas de las cosas impactantes que podemos aprender desde el trabajo de Hawking y Mlodinow.

 
El pasado es una posibilidad
 

 
 

Según los físicos, como consecuencia de las leyes de la teoría de la mecánica cuántica, los acontecimientos del pasado que no han sido observados directamente, no pueden decirse de manera certera que hayan sucedido. Científicamente se supone que un hecho pasado ha ocurrido de todas las maneras posibles. Esto está relacionado con la naturaleza probabilística de la materia y la energía revelada por la mecánica cuántica: a menos que los objetos sean obligados a elegir un estado en particular por la interferencia directa de la observación exterior, éstos están suspendidos en estado de incertidumbre.

 
Para entenderlo mejor: si todo lo que sabemos de una partícula es que viaja desde un punto A hacia un punto B, si no observamos su trayecto, no podemos saber si la partícula tomó un camino definido y concreto, por lo que no sabemos cuál fue. Así, se dice que la partícula tomó todos los caminos posibles simultáneamente.

 
Pasará mucho tiempo antes de que podamos comprender bien esto, claro. Los autores señalan que no importa cuán profunda sea la observación que nosotros hacemos en el presente, ya que el pasado y el futuro que no observamos son algo incierto e indefinido que sólo existe como un gran espectro de posibilidades y probabilidades... ahora ve y pon tu cabeza en una cubeta con agua.
 

La teoría del todo
 
 


Hawking y Mlodinow señalan que si existe una “teoría del todo” que pudiese describir el universo por completo, sería la Teoría M. Se trata de una variante de la teoría de cuerdas que señala que en los mínimos niveles todas las partículas son fundamentalmente pequeños bucles de cuerdas que vibran a diferentes frecuencias.
 

Si esto es cierto, toda la materia y energía de todas las cosas seguirían reglas derivadas de la naturaleza de esas cuerdas. Los físicos señalan que de la teoría M también se desprende la idea de que un número incalculable de universos paralelos existen con diferentes leyes y propiedades físicas, por lo que nuestro universo no es el único.
 

Relatividad general
 
 

Cuando pensamos en la relatividad general de Albert Einstein, pensamos en una idea muy amplia que se aplica a objetos muy grandes, más bien a superobjetos que están completamente fuera del ámbito de la vida cotidiana, como galaxias o agujeros negros. Sin embargo, los autores sostienen que la deformación del tiempo y del espacio afecta a todas las cosas que conocemos y que usamos todos los días.
 

Señalan que por ejemplo si la relatividad no fuese tenida en cuenta en los sistemas de navegación satelital por GPS (como se en realidad se hace), se acumularían errores de 10 km cada día. Esto se debe a que la relatividad general describe cómo el tiempo transcurre de forma más lenta cuando un objeto se acerca más a una gran masa. Así los satélites tendrían funcionamientos diferentes según las distintas distancias que los separa de la Tierra.
 

Pitágoras robó el Teorema de Pitágoras
 
 

Como si se tratase de un dato común y corriente, en un momento los autores expresan que en realidad el famoso y antiguo matemático griego Pitágoras no inventó el Teorema de Pitágoras. Al parecer, si se analiza la fórmula en el tiempo: a^2 + b^2 = c^2, es una fórmula de la cual se tenía conocimiento previo a Pitágoras. Esta describe la relación entre los tres lados un triángulo rectángulo y en realidad se sabe que los babilonios tenían documentada la idea básica en tabletas matemáticas antes de un Pitágoras del 570 a.C.

 
Ningún Dios: El universo es su propio creador
 
 
 
Dios no creó el universo y no se necesita la invención de un dios para explicar la creación del universo. Esta es una de las afirmaciones más destacadas y de las que más habla el libro. Los autores sostienen: “It is not necessary to invoke God to light the blue touch paper and set the universe going” algo así como que “no es necesario invocar a Dios para encender la mecha y poner al universo en marcha.”
 

Por el contrario, las leyes de la ciencia pueden explicar por qué comenzó el universo. La concepción de la época moderna sugiere que se trata de otra de tantas dimensiones, como el espacio y que por ende no tiene un principio.
 

“Como existe una ley de gravedad, el universo puede y se va a crear de la nada.” “La creación espontánea es la razón por la que hay algo en lugar de nada, por la que existe el universo y por la que existimos todos.”

El universo de Hawking es algo sumamente fascinante, complejo, curioso y del mismo modo, difícil de comprender, ¿no lo crees así? ¿Has tenido la oportunidad de leer El gran diseño? ¿Qué otros aspectos te gustaría compartir con nosotros?