VICHADA... Sí Aprende
La Mejor Tierra del Mundo

CONDICIONES PARA EL APRENDIZAJE

Sintéticamente, el estudio, que no es sino una forma de aprendizaje intelectual, requiere:

1. MOTIVACIÓN. El alumno estará motivado para el estudio cuando sepa cuáles son los objetivos de la tarea y cuando tenga real interés en lograrlos.

2. CONCENTRACIÓN, o sea, dirección atencional de la conciencia movida por ciertos intereses espontáneos o suscitados por el profesor, de modo que el aprendiz sea capaz de perdurar en la tarea.

3. ACTITUD. El estudiante ha de tomar parte activa en el proceso. No es ni debe ser considerado como un simple receptáculo. En el fondo, TODAS LAS ETAPAS requieren, para ser eficaces, la PARTICIPACIÓN ACTIVA del aprendiz.

4. ORGANIZACIÓN. Como hemos visto, éste es un concepto básico tanto en lo concerniente a la planificación y fijación de horario, como al tratamiento de los temas de estudio. La lectura activa, la extracción de ideas principales y secundarias, la síntesis, la memoria comprensiva, y la comunicación eficaz, requieren la captación previa de los conceptos más significativos y los que se les subordinan y, posteriormente, una organización personal coherente y objetiva del material de estudio.

5. COMPRENSIÓN. Esta no es sino el resultado de todos los factores mencionados. Se trata de la captación de significados, del establecimiento de relaciones, de la capacidad para hacer nuevas deducciones. Además de las normas indicadas para llegar a la comprensión de lo leído debe recordarse que ésta se ve dificultada no sólo cuando el cansancio afecta al aprendiz sino cuando los textos que ha de manejar son difíciles en cuanto al aspecto conceptual, o bien cuando su lenguaje y estilo resultan oscuros o poco atractivos. 

6. LA REPETICIÓN, EL EJERCICIO O EL REPASO, entendidos como prácticas más que como simple reiteración, constituyen un aspecto fundamental del proceso.