VICHADA... Sí Aprende
La Mejor Tierra del Mundo

ACERCA DE LA ATENCIÓN

'LA SUERTE NO EXISTE. LO QUE USTEDES LLAMAN SUERTE ES LA ATENCIÓN A LOS DETALLES'. Winston Churchill

'La atención no es una función intelectual específica, sino un modo general, el modo voluntario de la inteligencia. Es la inteligencia disciplinada por la voluntad, y puede ser definida como : la inteligencia gobernándose a sí misma y aplicándose a lo que quiere'. 
La palabra atención, según algunos filósofos, debe reservarse para la aplicación del espíritu a lo que está fuera de nosotros ; la reflexión es, por el contrario, la atención hacia adentro. 

LA IMPORTANCIA DE LA ATENCIÓN
La atención tiene un doble efecto: 

A) CIRCUNSCRIBIR el objeto a conocer, limitarlo con precisión y reducir el campo de nuestro trabajo mental, dividiendo los problemas para resolverlos mejor. 

B) AGRUPAR las fuerzas intelectuales en un mismo punto, y en vez de dejarlas diseminarse en distintas direcciones, conducirlas hacia un mismo objeto. Estas dos razones bastan para explicar la importancia de la atención y la beneficiosa influencia que ejerce en todo trabajo.
Atender es 'estar despierto hacia algo'. Presupone disposición física (ojos abiertos,
cierta tensión muscular, etc.) y preparación mental, o estar a la expectativa. Es darnos
cuenta de lo que vemos, sentimos, oímos o leemos.

CARACTERÍSTICAS DE LA ATENCIÓN:
Es favorecida por sentimientos positivos de paz, amor, confianza y alegría, que producen interés. 

Es reforzada por las emociones positivas que producen entusiasmo.

Es obstaculizada por sentimientos negativos como temor, disgusto, desinterés.

Necesita el apoyo de los músculos en tono o con ligera tensión, evitando la insuficiente tensión de la somnolencia o la excesiva del nerviosismo.

La ATENCIÓN es una función básica de nuestra mente.
Sin ATENCIÓN, no hay APRENDIZAJE, no hay ENTENDIMIENTO, no hay MEMORIA. Tampoco hay OBSERVACIÓN (todos conocemos la experiencia de mirar algo sin VERLO, por estar totalmente distraídos).
Y LA BUENA OBSERVACIÓN ES CRUCIAL, PORQUE CONSTITUYE EL MEJOR MEDIO PARA ORIENTARSE EN TODOS LOS PROBLEMAS. 
Porque sin correcta OBSERVACIÓN, no hay siquiera base para un pensar racional. Así de importante es la atención.
Por otro lado, EL CAMPO DE ATENCIÓN QUE ELEGIMOS DETERMINA EL CURSO DEL PENSAMIENTO QUE SEGUIMOS.

Si consideramos a la mente como un frondoso árbol, y a todas sus funciones como a las diversas ramas, podríamos decir que la ATENCIÓN es la RAÍZ.

Si la ATENCIÓN es la RAÍZ de ese árbol que es la MENTE, la pregunta importante que debemos hacernos es : ¿de qué se ALIMENTA esa raíz?
Se alimenta de INTERÉS. Con el interés convocamos a la ATENCIÓN (propia y ajena).
Cuando Michael Faraday tenía listo el primer motor eléctrico, por él inventado, se lo fue a mostrar al primer ministro británico William Gladstone. Buscaba, obviamente, el apoyo oficial. Faraday mostró el motor -un simple alambre que giraba en torno de un imán- tratando de despertar el interés del ministro. Pero a éste no parecía impresionarlo mucho.
-¿Para qué sirve? - preguntó secamente.
Y Faraday dio la respuesta crucial : - Algún día, se le podrá aplicar un impuesto. 
A Faraday le interesaban los usos de la electricidad, y ahí estaba, con naturalidad, su ATENCIÓN. Pero felizmente comprendió que debía captar la ATENCIÓN de su interlocutor con lo que fuera de interés para el primer ministro ; en este caso, los impuestos.
Usted presta atención a esta página SOLO SI LO QUE SE ESTA DICIENDO EN ELLA LE INTERESA Y esto se extiende a todos los asuntos de nuestra vida.
Cuando aparece algo que A USTED LE INTERESA, ahí estará, de manera espontánea - y en mayor o menor medida según las capacidades mentales - su ATENCIÓN.

Sin INTERÉS no habrá ATENCIÓN. Sin embargo, aun habiéndolo, podemos experimentar problemas en el momento de ATENDER a una persona, a un tema o a una situación.
Todos sabemos que nuestra atención falla. Estas fallas se producen por dos motivos básicos: 

1) Existe un "INHIBIDOR" de la ATENCIÓN.
2) La ATENCIÓN es FRÁGIL y FUGAZ.

1) El "INHIBIDOR" principal es el filtro inconsciente del 'principio placer-dolor'.
Todos pasamos por la experiencia de ignorar situaciones porque sabemos, consciente o inconscientemente, que se esconde una posibilidad dolorosa, o a veces, simplemente fastidiosa. 
Si dijimos que la ATENCIÓN se alimenta de INTERÉS, ese INTERÉS podría considerarse como una 'comida rica' (nos gusta) . ¿Existen las 'comidas desagradables', a las que conviene o es necesario prestar atención?
Esas 'comidas desagradables' son los infaltables problemas que, muchas veces, UNO SE NIEGA A AFRONTAR.
"Debido a nuestro temor por el dolor que conlleva, la mayoría de nosotros, de una manera u otra, intentamos evitar los problemas". 

2) La ATENCIÓN es FRÁGIL y FUGAZ porque descansa en una cualidad difícil de alcanzar y sostener: el SILENCIO MENTAL. Se trata de una experiencia común : no podemos atender a algo o a alguien si estamos pensando en otra cosa.
La relación entre ATENCIÓN y SILENCIO es tan directa, que se puede establecer una cantidad directamente proporcional entre SILENCIO INTERNO y ATENCIÓN.
Y la importancia del SILENCIO tiene proyecciones más allá de lo que creemos.

Porque
'EL SILENCIO ES EL ELEMENTO EN DONDE LAS GRANDES COSAS SE FORJAN'. Thomas Carlyle

FACTORES QUE FACILITAN LA ATENCIÓN (y que sirven para llamar la atención):

A) INTERÉS. Objeto interesante en sí es aquel que tiene algún atractivo espontáneo para los sentidos, para la mente, o para las inclinaciones de la voluntad.
El interés, si no brota espontáneo, lo podemos suscitar. Hasta hoy, nos lo crearon la familia, los amigos, las lecturas, las empresas. Y ahora lo podemos generar, aun con materias que no nos atraen, si logramos relacionarlas con lo que ya sabemos o con lo que nos gusta, o si vemos su utilidad presente o futura... El desconocimiento es la causa primera de desinterés. Aprendamos algo sobre ello y pronto empezará a interesarnos. 

B) INTENSIDAD. En cuanto a los factores físicos, la intensidad de un color, de un sonido, de un contraste, suscita atención. Psicológicamente, la intensidad generadora de atención puede alcanzarse con la insistencia en un pensamiento, una creencia o una emoción correctamente transmitida.

C) TAMAÑO. El tamaño de un objeto -pequeño o grande, según el contexto, es un poderoso elemento para llamar la atención.

D) CONTRASTE. Es un factor de relación que puede obrar con todos los elementos : colores, sonidos, tamaños, etc.

E) MOVIMIENTO. A los sentidos los atraen las luces y colores, el sonido y el movimiento, y cuanta más variedad, intensidad y contraste tengan, tanto más se imponen a nuestra atención. En esto se funda la psicología del aviso publicitario.

F) REPETICIÓN. La repetición de un estímulo, una palabra o un concepto favorece la atención, elemento básico para la buena memoria.

G) AISLAMIENTO. Aislar un objeto, un problema o una situación, presentarlos solos, sin mezcla alguna, facilita la atención sobre ellos.

PRINCIPALES OBSTÁCULOS PARA LA ATENCIÓN:

1) DESINTERÉS.
2) RUIDO INTERNO.
3) INCOMODIDAD FÍSICA.

TRES TIPOS DE ATENCIÓN
Puede hacerse una clasificación de tres tipos de atención:

· VOLUNTARIA: las causas que originan y mantienen el estado de atención se originan en la propia persona. No son factores externos sino causas internas. Elementos afectivos y motivaciones internas juegan un rol fundamental en este tipo de atención.
Un ejercicio elemental para el desarrollo de la atención voluntaria es éste : Déjese absorber plenamente por la tarea que está realizando, ya se trate de lavar platos o el auto. Ábrase a la SENSACIÓN del agua. Observe cuidadosamente las burbujas. ¿Ve reflejos en ellas? Imagine que es la primera vez que ve cómo el agua corre por encima del auto, o de los platos. Ya sea cuando pasee, ande en bicicleta o conduzca el auto, cierre su pensamiento a todo lo que no sea prestar atención a lo que se ve, se oye, se huele y se siente EN ESE MOMENTO. 

· INVOLUNTARIA: Se producen estímulos tan fuertes en el medio externo que el organismo responde sin que intervenga la voluntad.

· HABITUAL: tiene muchos puntos en común con la voluntaria, fijándose de manera inconsciente en una serie de estímulos que dominan el campo de interés de la persona. Aquí también juegan un gran papel los elementos de motivación.