VICHADA... Sí Aprende
La Mejor Tierra del Mundo

¿QUÉ ES EN REALIDAD EL COCIENTE INTELECTUAL?

El propósito inicial del movimiento en pro de la medición de la inteligencia no consistía en crear una jerarquía de valor social.

Ni muchísimo menos. A mediados del siglo XIX, el científico inglés Sir Francis Galton (primo de Charles Darwin) trató de cuantificar cualidades tales como la ecuanimidad, la belleza femenina y la fortaleza intelectual.

Más tarde el psicólogo francés Alfred Binet y su colega Théodore Simon recibieron de su gobierno el encargo de crear unos tests que redujesen el sesgo en la evaluación del potencial de aprendizaje de los escolares. Juntos identificaron diversos elementos que Irían predecir la actuación de los niños en la escuela. No obstante Binet declaró que no cabía concebir su test como una medida de la capacidad innata. Por el contrario su función consistía en identificar y ayudar a los alumnos necesitados de una atención educacional especial.

¿Cómo llegamos pues al presente concepto, sólido aunque limitado, de la inteligencia? La noción de cociente intelectual tal como ahora lo entendemos tiene su origen en las fuerzas armadas de Estados Unidos. Antes de la Primera Guerra Mundial, un profesor de la Universidad de Stanford, Lewis Terman, revisó el test de Binet y creó el llamado de Stanford-Binet en un esfuerzo por me dir las capacidades de los niños respecto de su "disposición profesional". Un psicólogo alemán acuñó para ese fin el término "cociente intelectual" que era simplemente la "edad mental" de una persona deducida por un test y dividida por su edad cronológica.

Así se popularizo la expresión tal como ahora la entendemos Terman trabajo para el gobierno de Estados Unidos en el desarrollo de nuevos tests que permitieran evaluar a los dos millones de reclutas que se incorporaron al ejército tras la entrada del país en la Primera Guerra Mundial. Como los militares requerían un método rápido y barato, el reconocimiento individual quedaba descartado. Los soldados fueron sometidos al Alfa del Ejército, primer test de inteligencia con papel y lápiz, concebido para estimar la aptitud respecto de destrezas militares específicas.

Binet se mostró después horrorizado al descubrir que algunos psicólogos sin escrúpulos utilizaban con inmigrantes adaptaciones sesgadas de sus tests para respaldar criterios relativos a su "inferioridad" y "debilidad mental" de raíz étnica. Sus esfuerzos por medir la inteligencia, antaño basados en un servicio humanista, fueron transformados para emplearlos como herramienta de opresión.

Por fortuna, desde entonces se han realizado grandes progresos tanto en la ética como en la eficacia de los tests de inteligencia para prevenir su empleo indebido. En la actualidad, con el objeto de establecer un cociente intelectual verosímil hace falta un conjunto de tests o, al menos, una medida uniforme, valida y fiable, como las Escalas Wechsler de Inteligencia. Los tests se aplican indivi-dualmente y los interpreta un psicólogo profesional cualificado. Según Alan S. Kaufman, un experto muy acreditado en la medición de la inteligencia, el concepto del cociente intelectual, dotado de una carga emotiva, se basa en ciertos supuestos que con frecuencia se desdeñan.

o "El centro de cualquier determinación es la persona objeto de la estimación, no el test... El contenido de las respuestas y el estilo de ese individuo en su realización de varias clases de tareas pueden ser más importantes para determinar el grado de desarrollo y la madurez intelectual que las calificaciones asignadas."

o El objetivo de cualquier examinador consiste en ser "un detective perspicaz para descubrir unas interpretaciones del test que resulten verdaderamente individuales".

o Los tests del cociente intelectual, por ejemplo el Standard Assessment Tasks (SAT), estiman el aprendizaje previo o las "capacidades desarrolladas" como un test de logros. No constituyen una simple prueba de aptitud.

o El resultado global del cociente intelectual "no es equiparable a la capacidad total de logros intelectuales de un individuo".

o "Los tests de inteligencia están más indicados para generar hipótesis de ayuda potencial al individuo…, no para etiquetar o clasificar".